Coronavirus,  COVID-19,  Guias de viaje,  Italia,  Lugares Escondidos,  Mis experiencias

Mantova: Ciudad italiana lombarda casa de los Gonzaga

Siempre en los post cuento que actualmente nos encontramos en Emilia Romagna(Bologna para ser precisos) y aprovechamos cuando podemos y no estamos tan cansados a visitar las ciudades más cercanas.

Mantova (Mantua en español) nos vino en mente gracias a que unos amigos que viven en Milan tenían ganas de ir desde hace un tiempo y esta hermosa ciudad conocida por la familia Gonzaga fué nuestro punto de encuentro.

Te cuento un poco sobre Mantova

Muy antigüos son los orígenes de la ciudad de Mantova. En sus inicios estuvo bajo el Imperio Romano para luego pasar a los Bárbaros, Bizantinos, Francos, bajo la familia Canosa y por último los Gonzaga, marqueses amantes del arte y la arquitectura.

En 1627 la línea primogénita de los Gonzaga se extinguió y así también comenzó el lento declive de Mantua, agravado más tarde por las guerras de sucesión, el saqueo de los imperiales y la peste, hasta que, en 1707, el último descendiente de la dinastía, el ciudad, fue depuesto y pasó bajo el dominio austriaco. En 1866, Mantova finalmente se convirtió en parte del estado italiano.

Cómo llegar a la ciudad

En tren Se puede llegar a Mantua desde Verona (45 minutos) y desde Módena (55 minutos), estando en la línea Modena - Verona, y desde Milán (2 horas). Las líneas ferroviarias también pasan por la capital: Milán - Cremona, Suzzara - Ferrara, Pavía - Monselice - Padua, Vicenza. La estación se encuentra a pocos minutos a pie del centro histórico.

En auto Se puede llegar a Mantua por la autopista A22 Modena-Brennero, A4 Milán - Venecia, Desenzano, Sirmione, Peschiera del Garda y Verona Sud, A1 Autostrada Autopista del Sole, salidas Parma Est y Reggio Emilia.

Nosotros vinimos en auto porque nos resultaba mucho mas cómodo y estacionamos en el Parcheggio di Campo Canoa que es gratuito.

Luego para acceder a la ciudad es necesario atraversar el Ponte di San Giorgio que se puede hacer a pié o en una combi que sale cada media hora apróximadamente y cuesta 1 euro.

Qué ver y qué hacer en un día en Mantova

Nosotros vinimos un domingo de octubre con nuestro bebé de 5 meses (en ese entonces) para disfrutar del día junto a nuestros amigos. Les dejo una lista de lo que vimos e hicimos en Mantua.

Castillo de San Giorgio, Museo Arqueológico Nacional, Corte Vieja y Corte Nueva.

Apenas uno atraviesa el puente de San Giorgio, se encuentra con un grande castillo que atira la atención de todo el que pasa.
Es por eso que nosotros indagamos para visitar esta hermosa estructura y descubrimos que el boleto al que accedimos comprendia no solo el castillo sino el Museo Arqueológico y demás.

Para explicarles a grandes rasgos un poco sobre lo que se encuentra en estas estructuras, les dejo unas frases extractas de la página oficial: "

"Un testimonio extraordinario de la historia de Mantua, el Renacimiento italiano y el arte europeo entre la Edad Media y el Barroco, el Complejo de Museos Palazzo Ducale se encuentra entre los activos culturales más prestigiosos del sitio de la UNESCO de "Mantua y Sabbioneta". Definido como ciudad-palacio en virtud de su configuración espacial articulada, el Palazzo Ducale es un vasto palimpsesto arquitectónico que ocupa un área de unos 35.000 metros cuadrados con más de 1.000 habitaciones. El conjunto tiene su origen en la agregación progresiva de una serie de edificios autónomos, que encuentran forma orgánica durante el siglo XVI."

Costo del boleto:
Entrada al Castillo de San Giorgio (con Camera degli Sposi), Corte Nuova, Corte Vecchia, Museo Arqueológico Nacional. Completo 13 € (es el que comprende la "camera degli sposi" y la verdad que vale la pena)
Corte Nuova, Corte Vecchia, entrada al Museo Arqueológico Nacional. Completo 7 €
Reducida 2 € jóvenes de 18 a 25 años

A nosotros nos llevó unas buenas 2 horas disfrutar de todo el complejo del museo. Les recuerdo que fuimos con nuestro bebé y para esto usamos el marsupio y no el cochecito.

Piazza Sordello y el Duomo

Piazza Sordello (dedicada a Sordello da Goito, un poeta de Mantua del siglo XIII) es la plaza más grande de Mantua, el corazón del centro histórico de la ciudad, que tomó forma en 1330 después de la demolición de casas antiguas. Piazza Sordello (antes Piazza San Pietro) tiene el aspecto característico de los asentamientos romanos: forma rectangular y dispuesta entre dos calles paralelas y con el tiempo siempre ha sido el punto de apoyo de la vida política, social y religiosa de Mantua

En esta plaza encontrarán distintos restaurantes, bares y algunos puestos donde venden imanes o recuerdos de Mantova.

No puedo mostrarles fotos del Duomo porque cuando fuimos nosotros en octubre estaba bajo construcción y la fachada no era visible.

Plaza delle Erbe

En tres lados, la Piazza Erbe tiene arcadas. Hay numerosas tiendas bajo las arcadas, entre las que la más famosa es la del lado sur con la "Bèla Botega" de la Casa del Mercante Giovanni Boniforte da Concorezzo (1455), con la fachada que parece un encaje de terracota. No pueden dejar de probar los productos típicos de Mantova y entre ellos encontramos el vino, el cerdo, el salame, el tartufo y tantos otros.

Siguiendo el camino en Piazza delle Erbe encontrarán el Palazzo del Podestà (segunda mitad del siglo XII junto con el Palazzo della Ragione y la Torre di Luca Fancelli con el reloj.

Piazza delle Erbe es el lugar ideal para los amantes de la tradición italiana porque acompaña perfectamente la cultura, el buen comer y la historia típica de Mantova.

Piazza Virgiliana

Esta plaza sumergida en el color verde debe su nombre al poeta romano Virgilio y en ella es posible encontrar la estatua que representa al mismo.
Un área ideal para quienes desean dar un paseo tranquilo y al aire libre.

Basílica de San Andres

En 1470 Leon Battista Alberti presentó a Ludovico II Gonzaga un proyecto que llevó al marqués a iniciar la obra. Alberti murió en 1472, y la obra siguió bajo la dirección del arquitecto florentino Luca Fancelli. La historia de la creación de Sant'Andrea sigue luego la historia de la ciudad: transcurren unos 300 años entre la fachada y la cúpula, durante los cuales varios arquitectos y artistas deciden intervenir para continuar su creación.

La Loggia delle Pescherie y los lagos de Mantova

Siguendo nuestro camino hacia Palacio Te nos encontramos con un cúmulo de personas y empezamos a indagar el porque. Nos encontramos con este espacio construído en el 1536 y dedicado al comercio del pescado. El edificio constaba de dos soportales con arcos . Las pescaderías se encontraban a ambos lados del puente medieval que cruzaba el río.

Palacio Te

La sede principal de los Gonzaga en Mantua era el Palazzo Ducale. El Palazzo Te, por otro lado, fue encargado por el duque Federico II Gonzaga como lugar de entrenamiento para sus caballos. El Palacio fue diseñado entre el 1525 y 1535 por Giulio Romano.

Foto de https://guideturistichemantova.it/palazzo-te/

La villa también fue construida por la necesidad de crear un espacio privado, fuera del inmenso palacio.

Nosotros quisimos entrar a disfrutar de este hermoso lugar pero no pudimos porque las filas eran enormes por lo que aconsejo ir temprano o probar a reservar através del sitio oficial.

Excibiciones que ofrece la ciudad

Mientras caminabamos por las calles del centro histórico nos encontramos con una inusual muestra de "hongos" que habían organizado las personas originarias de la ciudad.

Por este motivo les aconsejo siempre buscar las actividades presentes que ofrece el territorio para disfrutar la visita al máximo.

Donde comer en Mantova

Muchas son las ofertas culinarias que ofrece la ciudad, les cuento donde decidimos almorzar nosotros:

Tagliatelle en "Taverna Cinquecento"

Esta taverna se encuentra en el corazón de la zona monumental de la ciudad. Es un local del '500, tranquilo y que ofrece productos frescos a un precio accesible.

Dulces típicos de Mantova en "Pane al Pane":

Fuimos a una pastelería típica de la zona y probamos distintos dulces. Entre ellos la "Sbrisolona" y la "Torta di tagliatelle" hecha con la pasta. ¡Uno mas rico que el otro!

Panino en "Scaravelli: Forneria delle Erbe"

Otro "stop" obligatorio en el lugar ideal para comprar productos artesanales elaborados con materias primas y las especialidades dulces y saladas de Mantua.

Mi opinión sobre la ciudad de Mantova:

Mantua es una ciudad rica de historia y como toda Italia, llena de ofertas gastronómicas que conquistan quienes la visitan.

Lo ideal es visitarla en septiembre - octubre que es el período en el que uno disfruta un poco el calor pero al mismo tiempo durante la noche la temperatura baja y se puede continuar a caminar sin sufrir la pesadez del verano.

Si van con nenes pequeños es una ciudad ideal porque tiene parques y lugares al aire abierto en los que los niños pueden disfrutar del verde y es posible hacer picnics.

También una linda caminata en el Lungolago de Mantua es ideal para los pequeños, van a encontrar que en esta área hay juegos interactivos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.