COVID-19,  DESTINOS,  Guias de viaje,  Italia,  Mis experiencias,  TIPS & CONSEJOS

Entre arquitectura y playa: Un domingo en la ciudad de los mosaicos – Ravenna

Ravenna es un tesoro de arte, historia y cultura de alto nivel que esconde un pasado antiguo y mágico.
Además de la extraordinaria riqueza de sus monumentos, es un destino muy concurrido gracias a su costa, lugar de descanso, y a diversión elegida por los turistas y los mismos italianos.
No podemos dar por descontado el decir que también es un lugar ideal para sumergirse en la naturaleza.

Gracias a una eficiente organización de servicios y una amplia variedad de opciones, Ravenna y su territorio pueden ofrecer la tranquilidad de unas vacaciones personalizadas: sol y relajación, mar, juegos, deportes y fitness, excursiones y parques temáticos, que junto a una variada oferta gastronómica.

PicsArt_05-27-01.03.47

Un poco de la historia de Ravenna:

A partir de principios del siglo V d.C. Rávena fue la capital del país durante tres ocasiones: en las últimas fases del Imperio Romano Occidental, durante el reinado de los godos de Teodorico y finalmente bajo el dominio bizantino.

PicsArt_05-27-12.53.14

Gracias a esto hoy en día podemos encontrar varios edificios declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y no solo. Cabe mencionar que en esta ciudad tan rica en historia, encontramos los restos de Dante Alighieri padre de la literatura italiana. Hoy, en el año 2021 se conmemora el séptimo centenario de su muerte.

¿Cómo llegar a la ciudad?

En tren:

Inaugurada en 1863, la estación de Ravenna se encuentra en el centro histórico, a solo 200 metros de la zona de tráfico restringido.
La estación tiene una doble entrada: Piazzale Farini, 1 (entrada principal) y Via Antico Squero (área de Darsena).
El servicio de pasajeros lo realiza Trenitalia y Emilia-Romagna Passenger Transport (TPER).

En la plaza frente a la estación de tren (Piazzale Farini) es posible encontrar un punto de información y una boletería de buses urbanos y suburbanos. El mismo está abierto de lunes a sabados de las 7:00 a las 19:00 horas.

Te regalo 10€ de descuento en tu próximo viaje sea para RAVENNA que para cualquier otro destino via tren, avión o bus. Da click en la imagen y utiliza el código:

En bus:

Ravenna es servida por varias líneas de autobuses suburbanos que tienen como punto de llegada y salida Piazzale Aldo Moro, detrás de la estación de tren.
Una opción muy practica es llegar através de la compañía Flixbus (es posible descargar la aplicación y calcular el costo y el tiempo que tardarías en llegar)

Ravenna es servida por varias líneas de autobuses suburbanos que tienen como punto de llegada y salida Piazzale Aldo Moro, detrás de la estación de tren.
Una opción muy practica es llegar através de la compañía Flixbus (es posible descargar la aplicación y calcular el costo y el tiempo que tardarías en llegar)

En auto:

- Desde Bolonia la autopista A14 donde confluyen la autopista A1 del Sole, la A21 Torino-Piacenza y la A22 del Brennero.

- Desde Venecia, la ruta más rápida sigue siendo la carretera estatal 309 '' Romea '', en la que se unen las carreteras que vienen de Padua y Ferrara.

- Desde el sur, las autopistas A1 y A14; la autopista E45, Roma-Ravenna y la SS 16 Adriatica.

Nosotros decidimos ir en auto desde Bolonia por lo que tardamos cerca de dos horas ya que elegimos las calles internas, es decir las de campania para poder disfrutar de una vista privilegiada y no solo del gris de la autopista.

Reservar los boletos y pasear un domingo en Ravenna durante la pandemia: nuestra experiencia personal

Era un día cálido de mayo y las regiones hacía poco que estaban abiertas para poder realizar turismo interno por lo que decidimos hacer un pequeño tour por la ciudad ya que nos encontrabamos en Bolonia.

Antes de partir, decidimos dar una ojeada en las páginas oficiales de la ciudad porque sabíamos que algunos monumentos aún no eran abiertos al público debido a la pandemia y fué una decisión muy sabia porque varios de ellos requieren reserva con al menos 24 horas de anticipación.

Antes de partir, decidimos dar una ojeada en las páginas oficiales de la ciudad porque sabíamos que algunos monumentos aún no eran abiertos al público debido a la pandemia y fué una decisión muy sabia porque varios de ellos requieren reserva con al menos 24 horas de anticipación.

Les dejo una foto del mapa de la ciudad con los monumentos más interesantes:

¿Cómo reservar los monumentos?: Nuestro consejo

Hoy en día y dada la situación de la pandemia, los boletos es mejor comprarlos a través de internet. Para reservar la visita a los monumentos más importantes del centro de la ciudad es necesario acceder a la página oficial de Ravenna.

Al momento de reservar los boletos, van a surgir distintas opciones: Fecha, Horario y cantidad de personas que deben visitarlo. Nosotros optamos por elegir los monumentos siguiendo un orden preciso como les mostraré a continuación y fué la mejor opción:

En la foto superior pueden encontrar nuestro itinerario en base a los horarios que encontramos disponibles dado que reservamos con un día de anticipación.

Visitar los monumentos históricos: Que vimos e hicimos durante nuestra visita

Consideren que gran parte de ellos es posible visitarlos en 10/15 minutos por lo que les aconsejo que no reserven cada monumento con mucha distancia (horas) al menos que deseen hacer otro tipo de actividad antes de continuar con el tour como por ejemplo: detenerse a almorzar, visitar uno de los jardines o hacer otro tipo de actividades.

Mausoleo de Galla Placidia:

La decoración en mosaico del Mausoleo de Galla Placidia en Ravenna se remonta a la primera mitad del siglo V. y cubre por completo los muros. El espacio interior se caracteriza por la luz, el color y el esplendor de los mosaicos. Al entrar uno percibe un espacio mágico, irreal y cargado de energía. Se da la impresión de un ambiente nocturno, debido a la gama cromática en la que predomina el azul, que es de tono profundo, intenso y con un brillo propio y particular.

Los artistas que hicieron estos mosaicos quisieron sugerir la idea del más allá como un mundo absolutamente diferente, diferente al real, donde solo vive el espíritu. Es un espacio fantástico, imaginado.

En el mausoleo hay tres tumbas: una de Honorio, una de Constancio III y la última de Galla Placidia. El mosaico ubicado en el techo representa un cielo estrellado en el que emergen los símbolos cruzados del cristianismo.

Basílica de San Vitale:

Los mosaicos de San Vitale son de diferentes épocas, pero en conjunto pertenecen al siglo VI. Las más antiguas, de la época de Ecclesio, son las del ábside con la Teofanía. En las paredes laterales del ábside hay dos mosaicos con la Procesión de Justiniano y la Procesión de Teodora. En todos los espacios hay mosaicos con escenas extraídas de las Sagradas Escrituras.

En Ravenna, el mayor representante del poder imperial fue Belisario, el victorioso general de los vándalos, comandante supremo de las fuerzas armadas bizantinas y conquistador de la capital.

Justiniano invirtió en la Iglesia de Roma el papel de fiel colaborador tanto a través del gobierno católico como a través de la facultad de elegir a los pretores, gobernadores civiles de las provincias.

PicsArt_05-27-12.58.23
PicsArt_05-27-12.57.50

La construcción de la basílica fue solicitada por el obispo Ecclesio Celio en 526, que había regresado a Rávena de una delicada y trágica misión en Constantinopla. Ecclesio había sido enviado por el rey de los godos Teodorico junto con otros eclesiásticos e ilustres senadores romanos, en una embajada destinada a convencer al emperador bizantino Justino I de que detuviera su represión contra los arios de Oriente.

PicsArt_05-27-12.57.02

Personalmente puedo asegurarles que esta basílica me sorprendió mucho y realmente me dejó sin palabras. Muy rica en historia y en arte, vale la pena absolutamente dedicarle tiempo debido a la cantidad de mosaicos representaciones de momentos históticos que pueden observar en sus paredes.

Battistero Neoniano:

El baptisterio neoniano u ortodoxo fue creado a finales del siglo IV. y principios del siglo V. Parece haber sido construido por el obispo Orso, junto con la antigua catedral demolida y reemplazada en el siglo XVIII. El Baptisterio es la única parte que queda del conjunto original. También se le llama "Neoniano" porque el obispo Neone, sucesor de Orso, quería algunos cambios sobre todo en el interior. Tenía la cúpula y las incrustaciones policromadas de la parte inferior decoradas con mosaicos.

PicsArt_05-27-12.55.27

En el centro está la pila bautismal de forma octogonal. No es el original, es renacentista y en la parte superior está la cúpula.
El interior tiene una decoración muy rica con mosaicos e incrustaciones de mármol que determina una atmósfera particularmente sugerente, con un efecto de transformación del material en color, como para sugerir un milagroso esplendor divino.

PicsArt_05-27-12.54.15
PicsArt_05-27-12.54.52

Museo y la Capilla Arcivescoville:

El Museo Arzobispal se encuentra dentro del Palazzo del Arcivescovado en Ravenna y recopila muchas obras que provienen de la antigua catedral y otros edificios religiosos en el área de Ravenna.

1622121328261 (3)

El museo conserva materiales de la antigua catedral de Ursina (siglo IV), que fue destruida en el siglo XVIII. La "Sala Lapidaria", como se llamó originalmente al museo, contiene varios materiales tipológicamente diversos de diferentes fuentes: lápidas romanas de clasiarios, esculturas y fragmentos arquitectónicos, capiteles, mosaicos, estelas, fachadas de sarcófagos, una estatua de pórfido sin cabeza que representa a un emperador victorioso de el siglo quinto.

1622121328282

El museo también alberga la famosa silla de Maximiano, una de las obras de marfil más famosas que se conoce, obra de artistas bizantinos del siglo VI En el primer piso se atestigua cronológicamente el camino entre las colecciones paleocristianas y bizantinas.

1622121328290
1622121328274

El itinerario del museo continúa en la Capilla arzobispal, también conocida como Oratorio de S. Andrea erigida por voluntad de Pedro II, obispo de Rávena del 491 al 519.

Construida a principios del siglo V, la capilla estaba dedicada a Cristo y todo el programa decorativo glorifica la figura, precisamente en una interpretación antiaria.

En los arcos inferiores de oriente y occidente se representan los bustos de los Apóstoles a ambos lados del de Cristo; en los del sur y del norte aparecen los bustos de seis santos y seis santos.

Posteriormente, la capilla fue dedicada a Sant'Andrea, cuyas reliquias llegaron aquí desde Constantinopla, hacia mediados del siglo VI.

Basílica de Sant'Apollinare Nuovo

La Basílica de Sant'Apollinare Nuovo se remonta a finales del siglo V. Teodorico, rey de los ostrogodos, para celebrar su victoria contra Odoacro en 493 se trasladó a Ravenna, construyó su palacio y esta iglesia, utilizandola como Capilla Palatina.

Los mosaicos de la basílica son muy importantes no solo por su altísima calidad, sino también porque muestran la evolución del estilo bizantino, ya que pertenecen a diferentes épocas.

PicsArt_05-27-12.50.30

Los mosaicos teodoricos, en las dos bandas superiores, están más ligados a la tradición romana, porque son ricos en ideas realistas: descripción del paisaje, plasticidad de las figuras, gestos y acciones muy naturales, entornos y situaciones realistas. Las escenas evangélicas se describen como episodios de la vida cotidiana, como para dar fe de su verdad histórica.

Visitamos la basílica en unos 15 minutos, tomándonos el tiempo de observar cada rincón de ella.

La Tumba de Dante Alighieri:

A pesar de lo que dicen, Dante no está enterrado en Florencia, sino en Ravenna.
Este artista italiano literario fué exiliado de su ciudad natal y por lo tanto pasó en Ravenna sus últimos años hasta su muerte en 1321.

PicsArt_05-27-01.08.39
PicsArt_05-27-01.09.36

Los restos del poeta se encuentran en un pequeño templo neoclásico en la Basílica de San Francisco.
Fueron los franciscanos quienes robaron y conservaron los huesos de Dante durante varios siglos, oponiéndose a los intentos de traer los restos a Florencia y los protegieron de los bombardeos que sufrió la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial.

PicsArt_05-27-01.09.11

Basílica de San Francesco:

Data de mediados del siglo V d.C., originalmente estaba dedicada a los Santos Apóstoles y luego a San Pedro. Poco queda de la estructura original debido a las continuas renovaciones, a las que se ha añadido el robusto campanario cuadrado. Fue identificada como la Basílica de San Francisco gracias a los frailes menores franciscanos que la eligieron como su sede.
Durante la Edad Media parece haber sido la iglesia predilecta de los señores de la ciudad, los Polentani, y frecuentada por Dante cuyo funeral se celebró aquí en 1321.

PicsArt_05-27-01.11.03

Piazza del Popolo:

Los orígenes de la plaza se remontan a la segunda mitad del siglo XIII, época en la que la familia Da Polenta tenía el control de la ciudad. Esta famiia estableció que dicho centro sea la sede de las principales actividades políticas y administrativas.

Las dimensiones actuales de la plaza se definieron en los años 1470-80, ampliando lo que inicialmente era un simple espacio abierto a lo largo de la orilla de la Padenna, el canal que fluía donde ahora se encuentra el Palazzo Merlato. De esta forma se dio mayor importancia a lo que ya se había convertido en el centro neurálgico de la política de la ciudad a finales del siglo XIII. ​

Actividades que nos quedaron pendientes pero recomendamos hacer:

- Mausoleo de Teodorico:

El Mausoleo de Teodorico es una obra singular, completamente diferente a los demás monumentos de Rávena. Su planta decagonal está compuesta por macizos bloques de piedra y cubierta por una gran cúpula monolítica, coronada por doce asas con los nombres de ocho apóstoles y cuatro evangelistas.

Lamentablemente esta opción no nos fué posible porque los boletos para poder reservar la visita eran terminados. Definitivamente una experiencia que recomendamos hacer y de reservar con anticipación.

- Basílica de Sant'Apollinare in Classe:

Su construcción se remonta al siglo VI y está dedicada a Sant'Apollinare, primer obispo de Ravenna. En el interior, la majestuosidad de los mosaicos retratan al santo en un prado verde flanqueado por 12 ovejas, símbolo del rebaño cristiano, y coronado por una gran cruz enjoyada en un cielo donde brillan 99 estrellas.

Esta basílica se encuentra fuera del centro de la ciudad, por lo que es más comoda de alcanzar en auto. Nosotros decidimos no visitarla simplemente porque se nos había hecho tarde para volver a casa y al día siguiente debíamos trabajar.

- Caminata por el Darsena:

Una actividad al aire libre que puede disfrutarse también en familia.

- La costa de Ravenna y su playa:

Cuarenta kilómetros de costa, cuarenta kilómetros de playas limpias donde aún ondea la Bandera Azul, un codiciado reconocimiento a la limpieza y el respeto al medio ambiente. Nueve Lidos, todos equipados y bien servidos, a poca distancia de la ciudad y sus maravillosos monumentos patrimoniales de la Unesco, para satisfacer los gustos y necesidades de todas las edades y turistas.

- Mirabilandia:

Un parque temático para quienes visitan la ciudad por más de uno o dos días consecutivos. El mismo se encuentra en una fracción de la ciudad de Ravenna que se llama Savio. Es posible reservar los boletos através de internet, ingresando en su sitio oficial.

Qué almorzar en Ravenna:

El arte de comer bien en Ravenna tiene raíces sólidas que se hunden en el conocimiento típico campesino de la Emilia Romaña: productos simples y genuinos que se basan en sabores y aromas locales y tradicionales, capaces de conquistar incluso los paladares más difíciles.

PicsArt_05-27-01.10.30
PicsArt_05-27-01.05.42

La piadina de Romagna, cappelletti con ragù, passatelli en caldo, higos caramelizados con squacquerone son algunos de los platos típicos de la ciudad, sin olvidar una buena copa de Sangiovese Superiore. Hay muchos lugares en el centro histórico que permiten degustar este tipo de especialidades.

Dado que nosotros vivimos en Bolonia actualmente, optamos por detenernos en un supermercado de la zona durante nuestro viaje en auto y decidimos almorzar en el camino algo rápido dado que desde Bolonia a Ravenna se tarda aproximadamente una hora y media y las atracciones que habíamos reservado iniciaban ya a las 13:30.

Consejos útiles:

- Ravenna posee baños públicos que pueden ser utilizados. Estos baños son controlados por la companía Azimut y es posible encontrarlos en distintos puntos de la ciudad. El costo para su utilizo es de 0,50 centavos de euro.

PicsArt_05-27-01.06.09

- En la ciudad también es posible encontrar máquinas distribuidoras de bebidas, café y snacks (pequeños kioskos) por lo cual facilita a los turistas (y no) a poder acceder a estos bienes en el caso de que los negocios esten cerrados o haya mucha fila.

Conclusión: mi opinión sobre la ciudad de Ravenna

Ravenna es una ciudad rica en historia, arquitectura y gastronomía. Una sola tarde no es suficiente para visitarla a fondo pero si para poder conocerla bastante, como habrán visto es posible ver las atracciones más importantes de la ciudad.

Personalmente aconsejo visitarla por un fin de semana o al menos dedicarle un par de días en modo tal de disfrutar también de su costa (si es que viajan en verano) o de si es que desean detenerse a disfrutar de un restaurante por la noche. Es sin duda una de las ciudades más bellas e interesantes que se encuentran en la región Emilia Romagna. Espero que tengan la oportunidad de visitarla.

Te invito a contarme tu experiencia en Ravenna y a dar tu opinión sobre este artículo. ¡Gracias por leerme!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *